Los Colegios de Fisioterapeutas de Galicia (COFIGA), de Podólogos de Galicia (COPOGA), el Consejo General de Dietistas y Nutricionistas de España y la Asociación de Afectados de Intrusismo Médico Sanitario (AIMS) ante la celebración este fin de semana de la Exposición BIOCULTURA en la ciudad de A Coruña quieren manifestar lo siguiente:1º – Algunas de las empresas expositoras ofrecen productos o servicios que consideramos cuestionables en lo referente a la seguridad y calidad para los usuarios, puesto que carecen del aval de los profesionales sanitarios CUALIFICADOS para su comercialización y utilización.

2º – La venta indiscriminada de algunos aparatos, presuntamente dirigidos a la curación o corrección de anomalías físicas cuyo tratamiento corresponde a los colectivos profesionales de Fisioterapeutas y Podólogos, para que sean utilizados directamente por cualquier persona a título individual o incluso de forma colectiva desde establecimientos no habilitados legalmente para ello, puede entrañar un grave riesgo para la salud.

3º – De igual modo desde el colectivo profesional de Dietistas y Nutricionistas se manifiesta el más absoluto rechazo a todo aquello que suponga ofertarle a los ciudadanos “súperalimentos” “suplementos alimenticios” etc sin ningún tipo de control bien por un profesional habilitado para ello o en su caso por un médico especializado.

4º – La Asociación de Afectados de Intrusismo Médico Sanitario, como viene siendo una constante en su trabajo desde hace diez años, se une a esta queja de los profesionales sanitarios porque entiende que cualquier tipo de tratamiento, asesoramiento, producto o servicio dirigido a la salud de los ciudadanos debe venir respaldado SIEMPRE por un profesional colegiado. Al margen de cuanto ha sido expuesto, queremos señalar que esta queja en nada supone una crítica a los auténticos emprendedores y productores que ofrecen servicios o productos seguros y/o con indicación de que requieren supervisión por profesionales sanitarios. Bien al contrario, reconocemos y agradecemos su trabajo, mientras mantenemos nuestra alerta y crítica a quienes pretenden comercializar servicios o productos que suponen un potencial riesgo para la salud de los ciudadanos, valiéndose de la apariencia de legitimidad que supone el respaldo institucional del Ayuntamiento de A Coruña al acto y ante la falta de un exhaustivo control de la Consellería de Sanidade de la Xunta de Galicia.

A Coruña a 1 de marzo de 2018